12 abril - 2021

Desde Moguer, la cuna del genial Juan Ramón Jiménez, nos llega otro caso de éxito en autoconsumo industrial. La empresa Agrofresas ha conocido de primera mano los beneficios que una instalación fotovoltaica supone para el ahorro de energía.

Como ya sabéis, el autoconsumo industrial aprovecha las virtudes de la luz solar para generar energía eléctrica sostenible y duradera. El resultado es un beneficio tanto en el consumo energético como en los costes, pues la inversión inicial se amortiza al completo con el paso del tiempo. Sirva como ejemplo el caso de Agrofresas, que explicaremos a continuación.

Antes que nada, y de manera general, recordamos este post donde introducimos el tema sobre cuánto puedes ahorrar con una instalación de autoconsumo. Por supuesto, las circunstancias dependen según la potencia contratada, los metros cuadrados de la instalación, los módulos, etc.

Agrofresas, una empresa comprometida con la sostenibilidad

Este negocio onubense lleva casi 40 años dedicado a la colaboración con agricultores, como proveedores tanto de productos como de servicios, para lograr la máxima productividad en los cultivos de sus clientes

Especializados en tratamientos de suelo, la innovación en los sistemas de riego y la sanidad vegetal en cultivos de berries y árboles frutales, Agrofresas realiza una firme apuesta por la agricultura sostenible. Por esa misma razón, no nos extrañó su intención de lograr el ahorro de energía mediante el consumo fotovoltaico.

A continuación, os explicamos en qué consistió la instalación fotovoltaica que llevamos a cabo en su sede y el provecho que han obtenido con ella.

Las claves por las que Agrofresas ha logrado un ahorro de energía rentable

En total se instalaron 60 módulos en las instalaciones de la empresa, ocupando un total de 120 metros cuadrados y con una potencia fotovoltaica de 20 kWp.

¿Qué supone una instalación de este tipo? Un ahorro de energía anual del 41,46 por ciento para Agrofresas. Nada menos que casi la mitad de lo que venían consumiendo previamente. Al consumo ahorrado hay que añadirle el de toneladas de petróleo, un total de 17,12. También se evitará una emisión total de 9,12 toneladasde CO2.

Estos beneficios para el medioambiente suponen un total de 378 árboles plantados, por lo que el impacto de haber realizado esta instalación fotovoltaica es muy alto.

Teniendo en cuenta que la producción de energía anual es de 30.940 kWh, la inversión estará amortizada en tan solo seis años.

Aumenta la producción gracias al autoconsumo industrial

Ahorrar energía gracias al autoconsumo fotovoltaico se traduce también en un aumento de la productividad. El rendimiento de las instalaciones no deberá centrarse tanto en la producción y evitará más costes de los necesarios. Si quieres comprobarlo, ponte en contacto con nosotros y te enviaremos una propuesta personalizada.