La rentabilidad de las pequeñas instalaciones de autoconsumo

Cuando hablamos de energía fotovoltaica, seguramente piensas en un complejo de placas solares con una gran logística detrás. Lo que no sabías es que existe mucho más dentro de este ámbito. Podemos asegurarte que también es posible llevar a cabo pequeñas instalaciones con las que promover el autoconsumo.

Este tipo de energía renovable cuenta con más adeptos a medida que pasa el tiempo y será una de las grandes tendencias durante la próxima década. Aparte de sus numerosas ventajas como recurso ilimitado para el ahorro energético y económico, uno de los motivos de este auge es su capacidad para adaptarse a todas las situaciones: desde grandes superficies hasta pequeñas instalaciones de autoconsumo industrial y residencial.

Cada vez son más las pequeñas empresas y particulares que deciden apostar por esta iniciativa en nuestro país, más aún tras desaparecer el que fue conocido como «impuesto al sol».

La nueva etapa que favorece a las pequeñas instalaciones de autoconsumo

El contexto energético actual ha favorecido al incremento de instalaciones fotovoltaicas, especialmente en pequeña escala. Normativas como el Real Decreto 244/2019 introdujeron importantes novedades como la compensación por excedentes, lo que marcó un antes y un después.

A partir de esta novedad, las instalaciones menores de 100 kW pueden verter a la red eléctrica los excedentes energéticos generados gracias al autoconsumo, lo cual se verá compensando en el momento de llegar la factura eléctrica.

Teniendo esta posibilidad al alcance, ¿por qué no aprovecharla? Más aún si tenemos en cuenta los precios de las nuevas facturas eléctricas.

¿Cuándo se alcanza la rentabilidad?

Como te imaginarás, inicialmente es necesario llevar a cabo una inversión, pero podemos asegurarte que no será demasiado en los casos de las pequeñas instalaciones de autoconsumo. Además, ¡acabará saliendo rentable gracias a los excedentes generados!

El plazo de amortización dependerá de la superficie de la instalación y el nivel de consumo. Te recomendamos consultar previamente tu gasto eléctrico. Con esa información, en Enaltia Solar podemos calcular cuántas placas fotovoltaicas necesitarías en tu negocio o vivienda, ajustándonos siempre a tu presupuesto. Es esencial contar con un estudio previo para saber cómo lograr el máximo ahorro.

Aparte, existen otras circunstancias que acortan los plazos de rentabilidad. En primer lugar, el fomento de las subvenciones y ayudas que reducirán tu inversión inicial considerablemente. En segundo lugar, y en el caso de que la instalación sea para viviendas, el autoconsumo compartido en comunidades de vecinos se ha puesto de moda por la considerable reducción del coste inicial y las mismas posibilidades de ahorro.

Lo cierto es que no podemos asegurarte un plazo de rentabilidad más o menos fijo. Para ello, tenemos que analizar con anterioridad tus posibilidades. Sin embargo, podemos presentarte algunos ejemplos de nuestros proyectos en pequeñas instalaciones que te orientarán un poco:

Presentamos el caso real de una pequeña instalación de autoconsumo industrial

No hace falta ser una gran empresa para disponer de placas solares y que su potencia sea suficiente para ahorrar en energía y costes económicos. Ya te hemos comentado alguna vez que las instalaciones fotovoltaicas en negocios se adaptan a cualquier tipo de superficie según las condiciones de consumo y superficie disponible. Sirva como ejemplo el proyecto que vamos a analizar a continuación, donde realizamos una pequeña instalación de autoconsumo industrial en Mérida.

Las pymes pueden aprovecharse de las virtudes del autoconsumo para aumentar sus beneficios tras una inversión inicial. Con el paso del tiempo, repercutirá positivamente en la economía del negocio como consecuencia de la energía autogenerada, que compensará el consumo necesario para rendir al máximo nivel.

Se evitaría una emisión total de CO2 de 2.088,48 kg, ahorrando además, 3,92 toneladas de petróleo.

El siguiente caso servirá para ilustrar con datos reales esto que te explicamos. Comprobarás cómo resulta de factible apostar por el autoconsumo industrial a pequeña escala.

¿Cómo se puede aprovechar el autoconsumo industrial con una pequeña instalación?

18 metros cuadrados puede parecer poco, pero es más que suficiente para conseguir muchísimo. Tras un estudio previo de la zona y las exigencias energéticas, se estimó una pequeña instalación de autoconsumo industrial con 9 módulos de una potencia fotovoltaica de 3,4 kWp.

¿Qué supone esto? Pues una producción de energía anual de 4.800 kWh, ahorrando así un 32,57 % en el precio de la electricidad. Un factor a tener muy en cuenta con los nuevos precios de las facturas eléctricas. En tan solo 4 años, la inversión inicial se vería amortizada y a partir de ahí se obtendrían solo beneficios por los excedentes acumulados.

En cuanto al impacto que supone esta instalación para el medioambiente, las cifras hablan por sí solas. Se evitaría una emisión total de CO2 de 2.088,48 kg, ahorrando además 3,92 toneladas de petróleo. Esta condición en favor de la sostenibilidad equivaldría a un total de 86 árboles plantados.

Si tú también quieres experimentar en tu pyme los beneficios de contar con una pequeña instalación de autoconsumo industrial, lo tienes ahora mismo en tu mano gracias a Enaltia Solar. Hacemos posible el consumo fotovoltaico allá donde lo necesites, pues nuestro objetivo es potenciar el uso de las energías renovables en cualquier rincón de Andalucía y España. ¡Escríbenos para más información!