Presentamos el caso real de una pequeña instalación de autoconsumo industrial

No hace falta ser una gran empresa para disponer de placas solares y que su potencia sea suficiente para ahorrar en energía y costes económicos. Ya te hemos comentado alguna vez que las instalaciones fotovoltaicas en negocios se adaptan a cualquier tipo de superficie según las condiciones de consumo y superficie disponible. Sirva como ejemplo el proyecto que vamos a analizar a continuación, donde realizamos una pequeña instalación de autoconsumo industrial en Mérida.

Las pymes pueden aprovecharse de las virtudes del autoconsumo para aumentar sus beneficios tras una inversión inicial. Con el paso del tiempo, repercutirá positivamente en la economía del negocio como consecuencia de la energía autogenerada, que compensará el consumo necesario para rendir al máximo nivel.

Se evitaría una emisión total de CO2 de 2.088,48 kg, ahorrando además, 3,92 toneladas de petróleo.

El siguiente caso servirá para ilustrar con datos reales esto que te explicamos. Comprobarás cómo resulta de factible apostar por el autoconsumo industrial a pequeña escala.

¿Cómo se puede aprovechar el autoconsumo industrial con una pequeña instalación?

18 metros cuadrados puede parecer poco, pero es más que suficiente para conseguir muchísimo. Tras un estudio previo de la zona y las exigencias energéticas, se estimó una pequeña instalación de autoconsumo industrial con 9 módulos de una potencia fotovoltaica de 3,4 kWp.

¿Qué supone esto? Pues una producción de energía anual de 4.800 kWh, ahorrando así un 32,57 % en el precio de la electricidad. Un factor a tener muy en cuenta con los nuevos precios de las facturas eléctricas. En tan solo 4 años, la inversión inicial se vería amortizada y a partir de ahí se obtendrían solo beneficios por los excedentes acumulados.

En cuanto al impacto que supone esta instalación para el medioambiente, las cifras hablan por sí solas. Se evitaría una emisión total de CO2 de 2.088,48 kg, ahorrando además 3,92 toneladas de petróleo. Esta condición en favor de la sostenibilidad equivaldría a un total de 86 árboles plantados.

Si tú también quieres experimentar en tu pyme los beneficios de contar con una pequeña instalación de autoconsumo industrial, lo tienes ahora mismo en tu mano gracias a Enaltia Solar. Hacemos posible el consumo fotovoltaico allá donde lo necesites, pues nuestro objetivo es potenciar el uso de las energías renovables en cualquier rincón de Andalucía y España. ¡Escríbenos para más información!

Analizamos un caso real de autoconsumo industrial a pequeña escala: Proyecto 156

Al hablar de autoconsumo industrial, tendemos a pensar a lo grande. Y es normal, pues una instalación fotovoltaica de este tipo se suele destinar a superficies con un considerable tamaño. Pero eso no significa que no sea capaz de adaptarse. También es posible aprovechar todas las ventajas del autoconsumo industrial a pequeña escala.

Podría decirse que este tipo de instalación está a medio camino entre las de tipo residencial, por necesitar pocos módulos, e industrial, pues al fin y al cabo se destina a empresas con un alto consumo energético y muchas posibilidades de ahorro. Además, el contexto energético actual ha facilitado el camino para que todas las empresas puedan disfrutar del autoconsumo.

Esta posibilidad permite que las organizaciones de menor tamaño también apuesten por la sostenibilidad de manera independiente, llegando a producir su propia electricidad gracias a la energía solar.

Los detalles sobre la instalación para Proyecto 156

La empresa Proyecto 156 desarrolla su labor en la localidad sevillana de Gelves. Su sede se encuentra en una construcción de tipo chalet, por lo que resulta un ejemplo perfecto de este híbrido que hemos comentado entre autoconsumo industrial y residencial.

En concreto, se han usado 15 módulos repartidos por el tejado del edificio, ocupando un total de 30 m2. La idea era la de aprovechar al máximo el espacio disponible sin afectar a la estética del conjunto. Teniendo en cuenta que se trata de una instalación de autoconsumo industrial a pequeña escala, la potencia fotovoltaica alcanzaba los 4,8 kWp. Esto supone una producción energética de 5.167,54 kWh al año, llegando a ahorrar un 29,18 por ciento en el precio de la energía hasta amortizarlo en un plazo de cuatro años.

¿Cómo se reflejan estos resultados en el medioambiente? Nada menos que llegando a evitar la emisión de 2.244,2 kg de CO2 y el ahorro de 4,21 toneladas de petróleo. Ello equivale a una plantación de 93 árboles.

Tú también puedes aprovechar el autoconsumo industrial a pequeña escala

Ya lo sabes. El tamaño no importa para instalar placas fotovoltaicas y ahorrar energía gracias al autoconsumo. Solo hace falta compromiso y un estudio previo por nuestra parte para analizar las mejores opciones según las características del emplazamiento y tus necesidades.

Si te atreves a dar el paso, ponte en contacto con nosotros y nos pondremos en marcha para seguir expandiendo el uso de las energías renovables.