Las ventajas de un estudio previo para conseguir el máximo ahorro en las instalaciones fotovoltaicas

Antes de empezar a aprovechar el ahorro que suponen las instalaciones fotovoltaicas a nivel industrial o residencial, incluso antes de realizar las obras de la propia instalación, llevar a cabo un estudio previo es una acción primordial. De esta forma se podrán valorar de antemano las posibilidades disponibles para cada cliente antes de que este pueda decidir.

¿Por qué es necesario realizar un estudio previo?

Debes tener en cuenta que en una instalación de placas solares influyen varias circunstancias que no se pueden olvidar:

  • Tipo de terreno donde se realizará.
  • Superficie disponible en metros cuadrados.
  • Puntos de conexión a la red eléctrica que estén cercanos.
  • Logística necesaria para que la instalación sea un éxito.

Todos ellos deben ser estudiados para que el proyecto final sea un éxito y conozcas de primera mano cómo lograr el máximo ahorro en las instalaciones fotovoltaicas.

Además, es necesario evaluar cómo se podría ajustar al contexto energético actual y a las posibles restricciones que marque la legislación vigente en los siguientes ámbitos:

  • Urbanísticos.
  • Medioambientales.
  • De infraestructuras.

A la hora de realizar la tramitación administrativa de la instalación de autoconsumo, desde la Administración Pública pedirán la documentación donde se asegure el cumplimiento de las condiciones fijadas en los tres contextos.

Beneficios del estudio previo y su repercusión en el ahorro de las instalaciones fotovoltaicas

El autoconsumo energético garantiza el hecho de poder generar tu propia energía gracias a los recursos naturales y sin necesidad de recurrir a subvenciones, pues además se produce un ahorro económico bastante beneficioso. Pero la mejor forma de conseguir el máximo ahorro energético y económico es realizando un estudio previo donde podamos conocer las siguientes circunstancias:

  • Lo primero de todo, hay que valorar diversos tipos de autoconsumo para elegir el más conveniente según los intereses de la empresa o persona que esté contratando la instalación. En nuestro caso, presentamos varias propuestas según los condicionantes del cliente y explicamos qué pueden sacar de cada una de ellas.
  • Visualización previa para obtener una primera impresión de cómo quedaría la instalación, modelando una imagen de las vistas aéreas.
  • Estimación del tipo de estructura que se aplicará según las condiciones de la superficie, así como la potencia necesaria para obtener un ahorro óptimo de las instalaciones fotovoltaicas.
  • Obtener datos sobre la potencia de los paneles fotovoltaicos y cuántos serán necesarios establecer.
  • Calcular la producción según el consumo de energía, así como la energía producida, la exportada y la autoconsumida y las horas equivalentes.
  • Finalmente, toda esta información ayudará a calcular cuánto podrías ahorrar económicamente con tu nueva instalación y según la inversión previa realizada.

Como anexo, también es recomendable proyectar un cronograma de ejecución para marcar los plazos de cada punto del procedimiento.

Toda la información previa, gracias a Enaltia Solar

En Enaltia Solar ofrecemos el asesoramiento más especializado, por lo que el estudio previo forma parte de nuestros servicios para que los clientes conozcan de antemano cómo se desarrollará toda la instalación y los beneficios que obtendrán de la misma.

El uso generalizado de las energías renovables es nuestra meta de cara a un futuro sostenible, aplicando la innovación con la última tecnología fotovoltaica disponible y mediante un equipo de profesionales multidisciplinares. Nuestra plantilla cuenta con la experiencia y las cualidades necesarias. No solo para realizar la construcción, operación, mantenimiento y supervisión de las instalaciones, también para ofrecer un asesoramiento personalizado que garantice el éxito del proyecto.

Huertos solares: montaje y rentabilidad

Las energías renovables son cada vez más utilizadas en la actualidad, especialmente la energía solar. Las instalaciones fotovoltaicas para conseguir esa energía están en auge. Existen varios tipos de instalaciones, desde grandes conjuntos de paneles solares hasta pequeñas placas fotovoltaicas para el autoconsumo privado. Pero en este post nos vamos a centrar en una variedad menos conocida: los huertos solares.

Los huertos solares son recintos comunitarios en los que se montan pequeñas instalaciones fotovoltaicas pertenecientes a distintos particulares. Estos inversores independientes comparten el terreno, las infraestructuras y los servicios adicionales, así como los gastos que conlleva tener los paneles solares.

Aunque su nombre más común es el de huertos solares, también puedes verlos como huertas solares, campos solares o granjas solares. El motivo es su similitud con un huerto en el que se localizan parcelas de diferentes propietarios.

El objetivo por el que surgieron los huertos solares es conseguir energía a pequeña escala mediante la luz del sol para venderla a la red eléctrica. De este modo, los inversores independientes obtienen beneficios con esas ventas. Sin embargo, la finalidad de los huertos solares no es siempre vender la energía generada; también es consumirla.

Ahora que ya sabes qué son los huertos solares, veamos cómo se montan y qué rentabilidad se puede obtener de ellos.

El montaje

Lo primero que se necesita para montar un huerto solar es un recinto suficientemente amplio para albergar todas las parcelas de los distintos propietarios. Este recinto deberá ser más amplio cuanto mayor sea el número de participantes en el campo solar.

En segundo lugar, es necesario tener diversos inversores para poder compartir la inversión y el resto de los gastos que supone el montaje del huerto. No debemos olvidar que el fin de este tipo de instalaciones fotovoltaicas es crear una comunidad para repartir tanto costes como beneficios. Por ello, el grupo de asociados es un elemento fundamental desde el principio, antes incluso que la creación en sí del huerto solar.

El siguiente paso en el montaje de los huertos solares es buscar una empresa especializada en este tipo de instalaciones fotovoltaicas. Este es un punto clave, puesto que la calidad, el presupuesto y los resultados dependerán de la compañía con la que se trabaje. También se debe empezar a llevar a cabo todos los trámites legales para poder producir y vender energía solar.

En principio, la instalación y montaje de los huertos solares pueden parecer un proceso muy costoso. Sin embargo, a largo plazo es una inversión más que rentable.

Rentabilidad de los huertos solares

En general, las instalaciones fotovoltaicas son bastante rentables, ya que se trata de energía renovable que producen electricidad lista para consumir, evitando así el consumo desde la red eléctrica de la calle. No obstante, los huertos solares presentan una rentabilidad mayor, puesto que la inversión inicial y los costes son compartidos entre los propietarios.

Los huertos solares tienen menos costes de generación de energía que otros métodos de producción de esta. Además, solo es necesario las placas solares y el sistema para almacenar la energía generada.

Pero, sin lugar a duda, la gran ventaja de los huertos solares es la comunidad de propietarios formada. Gracias a esta unión, la inversión necesaria para ponerlo en marcha y los gastos del recinto quedan divididos entres todos los miembros.

Además, las compañías eléctricas están cada vez más interesadas en las energías renovables, lo que facilita la venta para aquellos que tengan un huerto solar. En definitiva, suponen una inversión más pequeña, generan energía para el autoconsumo y permiten la venta del excedente producido. En Enaltia somos expertos en el montaje de huertos solares. Ponte en contacto con nosotros para más información.

¿Cómo funciona una instalación fotovoltaica para autoconsumo industrial?

Cada vez más empresas deciden pasarse al autoconsumo industrial a través de instalaciones fotovoltaicas. Y es que, teniendo en cuenta las condiciones climatológicas de nuestro país, debemos aprovechar los beneficios del sol.

El autoconsumo surge como consecuencia del ahorro energético, ya que se trata de producir mediante una instalación la energía para consumo propio. La generación de energía propia permite ahorrar energía proveniente de otras fuentes, como los combustibles fósiles. En la búsqueda de ese ahorro energético surgieron las instalaciones fotovoltaicas para el autoconsumo.

Una instalación fotovoltaica para el autoconsumo industrial consiste en paneles solares, cableado y un inversor solar, que transforman la radiación solar en electricidad. Las placas solares se instalan en la cubierta para captar mayor luz solar y transforman esa luz en energía. La energía viaja hasta el inversor fotovoltaico, situado en una sala del edificio, donde la energía eléctrica continua se transforma en corriente alterna. La corriente alterna está lista para ser consumida por los equipos eléctricos de la industria.

Cuando una compañía cuenta con una instalación fotovoltaica para el autoconsumo industrial pueden ocurrir tres situaciones. La primera y más difícil es que consuma los mismo que produce.

La segunda es que consuma más energía que la producida. En este caso, se comienza a usar electricidad de la red de sistema eléctrico. Por esta razón, se debe mantener la conexión con la distribución generalista, aunque solo se utilice en estos casos.

La tercera situación tiene lugar cuando se produce más energía que la consumida. Al contrario que en la anterior, ahora el exceso de energía es enviado al sistema eléctrico general.

Ventajas de las instalaciones fotovoltaicas para el autoconsumo industrial

Contar con instalaciones fotovoltaicas para el autoconsumo industrial presenta una serie de ventajas para las empresas:

  • Es una fuente de energía independiente al sistema eléctrico.
  • Es sostenible con el medioambiente al tratarse de una fuente energía renovable.
  • Ecofriendly. No solo se trata de fuentes renovables, si no que además su uso no daña al medioambiente, reduciendo las emisiones de gases nocivos.
  • Mejora la imagen de marca de las empresas, desde el punto de vista de la responsabilidad social.
  • Optimiza el espacio disponible, aprovechando las cubiertas para obtener electricidad.
  • La instalación y puesta en marcha no afectan a la actividad de la empresa. Además, gracias a las últimas medidas gubernamentales, es rápida y simple.
  • Las instalaciones fotovoltaicas tienen una duración de unos 25 años, por lo que la inversión inicial está más que amortizada.
  • Ofrecen un gran beneficio económico. Se puede conseguir hasta un 75% de ahorro en costes.
  • En caso de producir más energía eléctrica de la necesaria, es posible vender el excedente. Esto incrementaría el ahorro en gran medida.
  • El autoconsumo industrial es totalmente válido para cualquier tipo de industrias. Solo es necesario un espacio con suficiente luz solar donde instalar los paneles.

En Enaltia Solar somos expertos en instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo industrial. Realizamos presupuestos personalizados a las empresas para que vayas un paso más allá en el ahorro de tus costes.

Autoconsumo industrial como gran alternativa energética

Las energías renovables son ya una tendencia al alza que nada ni nadie podrá parar. Los bajos costes de la instalación y el mantenimiento las han convertido en la alternativa sostenible que todos estaban buscando. Es más, su crecimiento ha alcanzado unos niveles que permiten disfrutarlas en grandes superficies. Sí, el autoconsumo industrial ya es posible.

Este auge, que será más presente todavía en la próxima década, va parejo con el compromiso de las empresas por respetar el medio ambiente. Cada vez son más las que deciden dar este paso que las llevará directas al futuro.

¿Y por qué supone un avance? Porque no solo será bueno para el planeta, también servirá para mostrar una imagen innovadora y sostenible, lo que supone ocupar un papel destacado en cualquier sector.

Paneles fotovoltaicos para el autoconsumo industrial

Si te ha convencido la idea de pasarte al bando de las energías renovables, ahora toca decidir la más adecuada, según las necesidades de la gran superficie. Por ejemplo, la de tipo fotovoltaico es la más rentable por la facilidad de acceder a la energía que ofrece el sol. Además, requiere de unos gastos mínimos, pues la instalación requiere de poca dificultad.

Pero claro, antes hay que conocer en qué consiste el autoconsumo solar industrial. Te lo resumimos, punto por punto:

  • ¿Cuánta energía puede conseguir? Las instalaciones son de mediana potencia, llegando a un megavatio.
  • ¿Cuándo llega a la máxima rentabilidad? En el momento que consume toda la energía solar que ha generado, sin acumularse.
  • ¿Cuáles son las grandes superficies más adecuadas para el autoconsumo industrial? Centros comerciales, hospitales, complejos hoteleros, edificios de oficinas o fábricas.

En cuanto al último punto, debemos considerar que son lugares donde se consume una gran cantidad de electricidad. Por lo tanto, alternativas como esta suponen una solución a ese problema.

Así que, si quieres beneficiarte de todas las ventajas que ofrece la energía fotovoltaica, en Enaltia Solar podemos ayudarte a hacerlo realidad. ¡La luz solar será tu futuro!