Las ventajas de un estudio previo para conseguir el máximo ahorro en las instalaciones fotovoltaicas

Antes de empezar a aprovechar el ahorro que suponen las instalaciones fotovoltaicas a nivel industrial o residencial, incluso antes de realizar las obras de la propia instalación, llevar a cabo un estudio previo es una acción primordial. De esta forma se podrán valorar de antemano las posibilidades disponibles para cada cliente antes de que este pueda decidir.

¿Por qué es necesario realizar un estudio previo?

Debes tener en cuenta que en una instalación de placas solares influyen varias circunstancias que no se pueden olvidar:

  • Tipo de terreno donde se realizará.
  • Superficie disponible en metros cuadrados.
  • Puntos de conexión a la red eléctrica que estén cercanos.
  • Logística necesaria para que la instalación sea un éxito.

Todos ellos deben ser estudiados para que el proyecto final sea un éxito y conozcas de primera mano cómo lograr el máximo ahorro en las instalaciones fotovoltaicas.

Además, es necesario evaluar cómo se podría ajustar al contexto energético actual y a las posibles restricciones que marque la legislación vigente en los siguientes ámbitos:

  • Urbanísticos.
  • Medioambientales.
  • De infraestructuras.

A la hora de realizar la tramitación administrativa de la instalación de autoconsumo, desde la Administración Pública pedirán la documentación donde se asegure el cumplimiento de las condiciones fijadas en los tres contextos.

Beneficios del estudio previo y su repercusión en el ahorro de las instalaciones fotovoltaicas

El autoconsumo energético garantiza el hecho de poder generar tu propia energía gracias a los recursos naturales y sin necesidad de recurrir a subvenciones, pues además se produce un ahorro económico bastante beneficioso. Pero la mejor forma de conseguir el máximo ahorro energético y económico es realizando un estudio previo donde podamos conocer las siguientes circunstancias:

  • Lo primero de todo, hay que valorar diversos tipos de autoconsumo para elegir el más conveniente según los intereses de la empresa o persona que esté contratando la instalación. En nuestro caso, presentamos varias propuestas según los condicionantes del cliente y explicamos qué pueden sacar de cada una de ellas.
  • Visualización previa para obtener una primera impresión de cómo quedaría la instalación, modelando una imagen de las vistas aéreas.
  • Estimación del tipo de estructura que se aplicará según las condiciones de la superficie, así como la potencia necesaria para obtener un ahorro óptimo de las instalaciones fotovoltaicas.
  • Obtener datos sobre la potencia de los paneles fotovoltaicos y cuántos serán necesarios establecer.
  • Calcular la producción según el consumo de energía, así como la energía producida, la exportada y la autoconsumida y las horas equivalentes.
  • Finalmente, toda esta información ayudará a calcular cuánto podrías ahorrar económicamente con tu nueva instalación y según la inversión previa realizada.

Como anexo, también es recomendable proyectar un cronograma de ejecución para marcar los plazos de cada punto del procedimiento.

Toda la información previa, gracias a Enaltia Solar

En Enaltia Solar ofrecemos el asesoramiento más especializado, por lo que el estudio previo forma parte de nuestros servicios para que los clientes conozcan de antemano cómo se desarrollará toda la instalación y los beneficios que obtendrán de la misma.

El uso generalizado de las energías renovables es nuestra meta de cara a un futuro sostenible, aplicando la innovación con la última tecnología fotovoltaica disponible y mediante un equipo de profesionales multidisciplinares. Nuestra plantilla cuenta con la experiencia y las cualidades necesarias. No solo para realizar la construcción, operación, mantenimiento y supervisión de las instalaciones, también para ofrecer un asesoramiento personalizado que garantice el éxito del proyecto.

La instalación fotovoltaica que reduce la factura eléctrica de Mariscos González

No hay mejor forma de demostrar el ahorro que puede conseguirse en la factura eléctrica con una instalación fotovoltaica que hacerlo con datos reales. Para muestra, analizamos el caso de éxito de autoconsumo industrial de uno de nuestros clientes: Mariscos González.

La instalación fotovoltaica para autoconsumo ha permitido a esta empresa aprovechar un espacio hasta ahora desaprovechado. Y convertirlo en ahorro energético. Pasemos al detalle de la instalación y dejemos que hablen los números.

Detallando la instalación de autoconsumo industrial de la empresa Mariscos González

Mariscos González es una empresa dedicada a la comercialización de pescados y mariscos, que también cuenta con cocederos propios. De partida, podemos presuponer que una instalación de este tipo supone una gran demanda energética.

En su larga trayectoria, esta compañía familiar no ha dejado de reinventarse para aprovechar las oportunidades del mercado. Actualmente cuenta con dos puntos de ventas, ambos situados en la provincia de Sevilla. Al sumarse ahora al autoconsumo industrial, deja claro que se trata de una empresa a la vanguardia.

En esta instalación se ha utilizado el espacio disponible en las cubiertas de las naves para la colocación de los módulos. Lo que supone aprovechar un espacio que no podía ser optimizado de mejor manera.

Análisis de un nuevo caso real de autoconsumo industrial

Tras un estudio personalizado de las necesidades energéticas de la instalación, se concluyó en destinar 408 metros cuadrados y aprovecharlos para producir electricidad. Mediante la instalación de 204 módulos. 

En este proyecto se instaló una potencia fotovoltaica de 67,3 kWp. Lo que supone una producción de energía anual de 122.298,91 kWh. Teniendo en cuenta la cantidad de electricidad que necesita una empresa de frío industrial como Mariscos González, esta producción de energía supone un gran ahorro en su factura eléctrica. Hablamos de una reducción superior al 30% en el gasto anual.

En el estudio realizado para esta instalación se tuvo muy en cuenta que se produjera el mínimo posible de excedentes. Recuerda que el beneficio de los excedentes es menor que el ahorro que supone utilizar la energía que producimos. Por lo que siempre es deseable que se aproveche el máximo posible de energía generada.

Como consecuencia del importante ahorro que produce esta instalación de autoconsumo industrial, el plazo de amortización de la instalación será solo de cinco años.

Como siempre, no nos olvidamos del impacto positivo que la instalación solar supone para el medioambiente. Que, junto al bolsillo, es el otro gran beneficiado de cada instalación de autoconsumo industrial.

Con una instalación fotovoltaica de este tamaño se evitan 53.526,07 kg de emisiones de CO2 a la atmósfera. Lo que equivale a 2220 árboles plantados. Además, se evita el consumo de una gran cantidad de petróleo, concretamente de 100,5 toneladas.

¿A qué esperas para unirte al autoconsumo industrial?

El análisis de esta instalación nos ha permitido una vez más poner de manifiesto los beneficios del autoconsumo. Y evidenciar cómo este te permite ahorrar en la factura eléctrica. La de hoy es una instalación de dimensiones importantes, pero tanto instalaciones más pequeñas como colectividades y unifamiliares pueden beneficiarse a la medida de sus necesidades. Ya que no es necesario disponer de mucho espacio para aprovechar la energía solar.

¿Quieres saber cuánto puedes ahorrar en tu caso?

Solicita tu estudio personalizado, contactando con nosotros.

Nuevo análisis de un caso real de autoconsumo: Frutas Belinda

Nos desplazamos hasta Mérida para analizar un nuevo caso real de autoconsumo industrial de uno de nuestros clientes. En este caso es la empresa Frutas Belinda, que decide apostar por el autoconsumo fotovoltaico como forma de ahorrar en sus costes eléctricos.

Y es que el autoconsumo supone una importante reducción de la factura eléctrica, especialmente para aquellas instalaciones que demandan más energía en horas de luz solar. Al tiempo que reduce considerablemente el impacto medioambiental. Como veremos en el análisis de este caso real de autoconsumo industrial, este tipo de montajes evita la emisión de CO2 a la atmósfera y el uso de toneladas de petróleo.

Para comprobar que estas ventajas son reales, analizamos un nuevo caso real. ¡Con cifras que te sorprenderán!

Detallando la instalación de autoconsumo industrial de la empresa Frutas Belinda

Frutas Belinda es una empresa emeritense dedicada a la distribución de frutas y verduras desde hace más de cincuenta años. Sus actividades relacionadas con la producción, envasado y distribución de frutas demandan una importante cantidad de energía. Este consumo se traduce en elevados costes eléctricos.

Frutas Belinda cuenta con unas instalaciones de gran extensión, con tres mil metros cuadrados de superficie en total. Un activo que permite una instalación fotovoltaica de tamaño considerable. Y sobre el que realizamos el estudio personalizado para la empresa. Teniendo en cuenta el espacio disponible y los hábitos y necesidades de consumo de la instalación. El objetivo: conseguir el mayor ahorro eléctrico, reduciendo al mínimo los excedentes para llegar al máximo aprovechamiento de la energía generada.

Aprovechando los tejados de algunas de sus naves industriales, se realizó el montaje de una instalación de energía solar fotovoltaica para el autoconsumo industrial. Para ello, se utilizaron 192 metros cuadrados.

Una instalación de este tamaño requiere un mayor número de módulos de sistemas solares. En este caso, instalamos 96 módulos con una potencia fotovoltaica de 31 kWp.

Pero lo mejor viene ahora, cuando analizamos todo el ahorro que esta instalación fotovoltaica supone.

Este caso real de autoconsumo industrial se obtiene una producción de energía de 56.030 de manera anual. Lo que supone para Frutas Belinda un ahorro anual de electricidad del 30,71%. Una cifra que ya de por sí justifica esta instalación.

Veamos el impacto desde el punto de vista de la sostenibilidad. Recordemos que esta es la segunda gran ventaja del autoconsumo. Esta instalación está evitando unas emisiones de CO2 de 22085,676 kg. Del mismo modo, las toneladas de petróleo ahorradas son 41,47.

Llegados a este punto, es posible que te estés preguntando por los costes. Otro de los aspectos que son siempre objeto de nuestro estudio es cuánto tiempo tardará la empresa en amortizar esta inversión. En este caso, el plazo de amortización calculado, teniendo en cuenta el ahorro que supone, es de 4,5 años. Un período de tiempo muy corto comparado con la vida útil de la instalación.

Tu negocio podría ser el próximo caso de éxito de autoconsumo

Ahora que conoces los beneficios de la energía solar y otro de nuestros casos reales de éxito autoconsumo industrial, es hora de que analices tus cifras para dar el paso hacia la realidad del ahorro.

Si aún tienes dudas, te invitamos a leer este artículo en el que realizamos una comparativa de datos reales.